23 de julio de 2011

Vivir feliz

Vivir Feliz

* Observa el amanecer por lo menos una vez al año.

* Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.

* Ten un buen equipo de música.

* Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.

* Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.

* Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.

* Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.

* Maneja autos que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.

* Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.

* No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.

* Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás cobrar fuerza).

* Anímate a presentarte ante alguien que te cae bien simplemente con una sonrisa y diciendo: Mi nombre es fulano de tal… todavía no nos han presentado.

* Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.

* Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.

* Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.

* Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.

* Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas. Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.

* Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.

* No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.

* Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. (El que no vive para servir, no sirve para vivir).

* Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.

* Confía en Dios, pero cierra tu auto con llave.

* Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también 'el gran riesgo'.

* Nunca confundas riqueza con éxito.

* No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.

* No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices.

* Aunque tengas una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.

* Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.

* No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.

* No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.

* Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.

* No confundas confort con felicidad.

* Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca).

* Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.

* Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.

* Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.

* Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.

* Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.

"La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo; simplemente disfruta al máximo de todo lo que Dios pone en su camino"

La importancia de saber inglés

En cierta ocasión, una familia española pasaba unas vacaciones en Escocia, a razón de una herencia inesperada y el poder de la fortuna. Durante uno de sus paseos campestres observaron una casita de campo que les pareció de lo más adecuado para disfrutar, junto con sus hijitos, del próximo veraneo.

Indagaron sobre el propietario de la misma y resultó ser el Pastor de la Iglesia Anglicana. Éste, haciendo uso de una correcta amabilidad, se la mostró por dentro y por fuera. Tanto por la comodidad, la ubicación y el precio del arrendamiento, resultó ser del consenso de toda la familia. Así fue como quedaron de acuerdo para ocuparla al año siguiente.

Ya de regreso a España, la esposa recordó no haber visto el WC, y dado el pragmatismo de la señora de reciente clase media alta (Antiguamente, burguesa), decidió escribir al Pastor interesándose por el emplazamiento de tan indispensable servicio, lo cual hizo en los términos siguientes:

- Estimado Pastor, soy madre y señora de la familia española que hace pocos días visitó su propiedad con la intención de alquilarla para nuestras próximas vacaciones estivales; al parecer, con las diligencias previas, olvidamos preguntarle por un pequeño detalle. Si fuera usted tan amable de indicarnos dónde encontrar el WC, le quedaría eternamente agradecida.

El Pastor, al recibir la carta, confundió las abreviaturas y creyó que se trataba de la Capilla de la región, llamada WELIN CHAPEL, y contesto de esta guisa:

- Tengo el placer de informarle que el lugar que usted alude se halla a 12 kilómetros de la casa, lo cual es muy molesto especialmente si se tiene la costumbre de ir con frecuencia. Algunas personas se llevan la comida y permanecen allí todo el día. Unos van a pie y otros en sus propios vehículos, siempre esperanzados en llegar justo en el momento oportuno.

Hay lugar para unas 400 personas sentadas y otras 100 en pie.

Se recomienda ir temprano para coger sitio, pues llegar tarde implica soportar todo el acto en pie.

Es un acto muy bonito, habitual entre los vecinos de la comarca.

Los niños pequeños se sientan juntos y cantan a coro. A la entrada se proporciona un papel a cada uno de ellos y los adultos que no llegaron a la hora del reparto, pueden utilizar el del compañero de asiento, aunque a la salida deban devolverlo para continuar usándolos durante la temporada completa.

Todo lo que queda depositado por los que allí acuden se destina al Orfanato de la comarca para dar de comer a los pobres huérfanos.

Afectuosamente suyo, John Smith Junior.

21 de julio de 2011

Mañana será muy tarde...

1.- Si estas enojado con alguien, y nadie hace nada por arreglar la situación… arréglala tú. Tal vez hoy, esa persona todavía quiera ser tu amiga, y si no lo arreglas, tal vez mañana será muy tarde.
2.- Si estás enamorado de alguien, pero esa persona no lo sabe…díselo. Tal vez hoy, esa persona también esté enamorada de ti, y si no se lo dices hoy, tal vez mañana será muy tarde.
3.- Si te mueres de ganas por darle un beso a alguien.. dáselo. Tal vez esa persona también quiere un beso tuyo, y si no se lo das hoy, tal vez mañana será muy tarde.
4.- Si todavía amas a una persona que crees que te ha olvidado…. díselo… Tal vez esa persona siempre te ha amado, y si no se lo dices hoy, tal vez mañana será muy tarde.
5.- Si necesitas un abrazo de un amigo.. pídeselo. Tal vez ellos lo necesitan más que tú, y si no se lo pides hoy, tal vez mañana será muy tarde.
6.- Si de verdad tienes amigos a los cuales aprecias.. díselo. Tal vez ellos también te aprecian, y si se van o se alejan, tal vez mañana será muy tarde.
7.- Si quieres a tus padres, y nunca has tenido la oportunidad de demostrarlo… hazlo. Tal vez hoy, los tienes ahí para demostrárselo, pero si se van, tal vez mañana será muy tarde.
8.- ¡Cuéntale esto a las personas que quieres!… Y vas a ver como te vas a enterar de que hay gente que te quiere y tu no lo sabías.

¡Cuéntales hoy….! Tal vez mañana será muy tarde……

18 de julio de 2011

Mejorando el sermón

El nuevo padre de la parroquia estaba tan nervioso en su primer sermón que casi no consiguió hablar. Para remediar eso, el domingo siguiente, antes de su segundo sermón preguntó al Arzobispo como podría hacer para relajarse. Este le sugirió lo siguiente:

- La próxima vez coloque unas gotitas de VODKA en el agua y va a ver que después de algunos tragos va a estar más relajado.

El Domingo siguiente el Padre aplicó la sugerencia y en efecto se sintió tan bien que podría hablar hasta en medio de una tempestad totalmente relajado. Después del sermón regresó a la sacristía y encontró una nota del Arzobispo que decía lo siguiente:

Apreciado Padre:

La próxima vez coloque unas gotas de Vodka en el agua y no unas gotas de agua en el Vodka.

Le anexo algunas observaciones para que no se repita lo que vi en el sermón de hoy :

1) No hay necesidad de ponerle una rodaja de limón en el borde del Cáliz

2) Aquella caseta al lado del altar es el confesionario y no el baño.

3) Evite apoyarse en la imagen de la Virgen y mucho menos abrazarla y besarla.

4) Existen 10 mandamientos y no 12

5) Los apóstoles eran 12 y no 7, y ninguno era enanito.

6) No nos referimos a nuestro señor Jesucristo y sus apóstoles como J.C. & Cía.

7) No nos referimos a Judas como "puto cabrón de los cojones".

No debe tratar al Papa por El Padrino.

9) Bin Laden no tuvo nada que ver con la muerte de Jesús.

10) El agua bendita es para bendecir y no para refrescarse la nuca.

11) Nunca rece la misa sentado en la escalera del altar y mucho menos con el pie montado sobre la Biblia.

12) Las ostias son para distribuirlas en el pueblo. No deben ser usadas como canapés para acompañar el vino.

13) Los pecadores van para el infierno y no "a tomar pol culo".

14) En el ofertorio los fieles entregan el diezmo voluntario; quite el letrero que dice " su propina es mi sueldo".

15) El padre nuestro se debe rezar alzando las manos al cielo y no haciendo la ola.

16) La iniciativa de llamar al público para bailar fue buena pero hacer el trencito por toda la iglesia NO!!!

17) IMPORTANTE!!: Aquel tipo sentado en el rincón del altar al cual Ud se refirió como bujarra trasvesti con faldita era YO!!!

Espero que esos fallos sean corregidas en el próximo Domingo.

Atentamente,

El Arzobispo

Earphones - Primetime Sexcrime

8 de julio de 2011

Reflexión a tener en cuenta...

Una vez acabado el año fiscal, la Agencia Tributaria envió un inspector de Hacienda para auditar los libros de una sinagoga.
Mientras los iba comprobando, se giró hacia el rabino y le dijo:
-Observo que compraron un montón de cirios- ¿Qué es lo que hacen con los restos de cera que gotean?
-Buena pregunta -dijo el rabino-
Las vamos guardando y las devolvemos al fabricante, y de vez en cuando ellos nos envían gratis una caja de cirios.
-¡Oh!, respondió el inspector, algo decepcionado con que su insólita pregunta hubiese tenido una respuesta tan buena, pero continuó con sus odiosas maneras-
¿Qué me puede decir sobre sus compras de galletas? ¿Qué hacen con las migajas?
-¡Ah, sí! -respondió el rabino, dándose cuenta de que el inspector estaba intentando ponerle en un aprieto con su absurda pregunta; las recogemos y las devolvemos a los fabricantes y de vez en cuando, nos envían gratis una caja de benditas galletas.

-Ya veo- respondió el inspector, estrujándose el coco para ver como podía sacar de quicio al sabelotodo del rabino-.

¡Bien rabino! y entonces, ¿qué es lo que hacen con los prepucios que van quedando de las circuncisiones que llevan a cabo?

-Pues aquí tampoco desperdiciamos nada -respondió el rabino-.
Lo que hacemos es irlos guardando y enviarlos a la Agencia Tributaria y de vez en cuando, una vez al año más o menos, ellos nos envían un capullo completo.

El mayor placer de una persona inteligente es aparentar ser idiota delante de un idiota que aparenta ser inteligente.

7 de julio de 2011

Libertango - Grace Jones

Dame, Señor...

Dame, Señor,
agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y abundancia para hablar.

Dame, Señor,
acierto al empezar,
dirección al progresar
y perfección al concluir.

(Santo Tomás de Aquino)

Señor...

Señor ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes.

Y a no decir mentira para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna no permitas que pierda la felicidad.

Si me das fuerza no permitas que pierda la razón.

Si me das éxito, no permitas que pierda la humildad.

Si me das humildad, no permitas que pierda la dignidad.

No me dejes inculpar de traición a
los demás por no pensar como yo.

Enséñame a querer a la gente como a mi mismo
y a juzgarme como a los demás.

No me dejes caer en el orgullo si triunfo.

Ni en la desesperación si fracaso.

Mas bien recuérdame que el fracaso
es la experiencia que precede al triunfo.

Enséñame que perdonar es lo más grande del fuerte.

Y que la venganza es la señal primitiva del débil.

Si me quitas la fortuna, déjame la esperanza.

Si me quitas el éxito, déjame la fuerza para triunfar.

Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme.

Si la gente faltara conmigo, dame valor para perdonar.

Señor, si yo me olvido de TI, Tu no te olvides de mí.

1 de julio de 2011

Nadie es secundario para sí mismo. (Rabelais)

“Vive solo para ti si pudieres, pues sólo para ti si mueres, mueres”, decía Quevedo. Y es que ¿cuántas pequeñas cosas dejamos de hacer por los demás? El egoísmo es uno de los “pecados” que conviene relativizar y poner en tela de juicio.

Cierto es que, en principio, el egoísmo es un sentimiento insano. Cuando hay una exacerbación incontrolada del sentimiento del amor propio, y vivimos pensando y actuando sólo en nuestro propio beneficio, nos convertimos en tiranos.

Pero hay casos en los que el egoísmo se convierte en sublime virtud. Porque nadie es capaz de sentirse bien en compañía si antes no ha trabajado para aceptarse, respetarse y estar en paz consigo mismo, lo que significa trabajar por los propios deseos y ambiciones.

Conviene aceptar consejos y opiniones de los demás, pero pasándolos antes por el filtro del sano egoísmo. Y sabiendo que nunca vamos a gustar a todo el mundo. ¡Es imposible!. Buscar la aprobación y el amor de los otros es saludable y legítimo...si no nos hace olvidar nuestros deseos personales.

El egoísmo bien entendido puede salvarnos de dejar que los demás decidan por nosotros lo que por derecho nos pertenece. Acatamos las normas sociales, morales y éticas para asegurarnos una vida ordenada en sociedad. Lo negativo es seguirlas a rajatabla frustrando nuestros deseos.

Pensar en ti mismo significa que sabes quién eres y lo que necesitas para ser feliz. Recuerda que el egoísmo se transforma en virtud cuando uno es consciente de pensar en su bienestar primero para, después, poder estar bien con los demás.



Cuando tú estás bien, los demás también.

Cuando somos “egoístas positivos”, procuramos que todos los seres que nos rodean estén bien, y esto nos hace sentir mejor. Creamos, entonces, un círculo positivo: “Yo estoy bien, los demás están bien; los demás están bien, yo estoy mejor”.
Si de vez en cuando les recordamos a nuestros familiares y amigos que necesitamos un poco de tiempo para nosotros mismos, todos ganaremos.

Your Silent Face

camilo sesto jesucristo superstar 11 Getsemani