25 de mayo de 2013

Lo normal

Llevo mucho tiempo aceptando que todo lo de cada uno es normal para uno mismo. También he llegado a pasar, en gran parte, de las actitudes de los demás respecto a mí. Mejor es no formarse ninguna idea demasiado concreta de la personalidad de nadie. Mucha gente no llega siquiera a conocerse nunca. ¿Y lo conseguiría yo únicamente tratando un tiempo a alguien? Luego llegan las sorpresas, que nunca acostumbran a ser buenas; las llamamos decepciones.

Al contrario de lo que explicas, yo necesito mucho (por lo visto) para ser feliz. Supongo que es demasiado y escaso, porque no lo he encontrado ni lo encontraré. Ahora sí lo sé. En mi caso no es complejo de explicar, pero soy dada a no terminar casi nunca mis explicaciones (algo que para mí es normal).

Por otra parte, pienso que poder vivir con nuestras propias rarezas, y además sentirnos bien, es un gran regalo. Muchas personas viven atormentadas atrapadas en su propio mundo. Además creo que viviendo sucesivas experiencias añadimos nuevas singularidades a nuestra personalidad y eliminamos otras. Vamos variando. Y puede que yo sí sea una incomprendida, aunque la verdad es que no me importa en absoluto porque no es mi problema, ya que yo sí me entiendo Rolling Eyes